Tags


En Mi Mesilla de Noche #3 | Cosas para Realizar y Hacer en la Cuarta Dimensión (Anthony Bosman)

3rd April 2018

click for English click for Croatian click for Italian click for German click for Portuguese click for Romanian click for Spanish


Cosas para Realizar y Hacer en la cuarta Dimensión, Matt Parker (2014)

“Si alguien se dedica a la investigación matemática, no está símplemente haciendo sumas más y más complicadas, o divisiones más largas, como podría pensar la gente. Eso sería como un jugador de fútbol profesional volviéndose símplemente más rápido al regatear en el campo. Los matemáticos profesionales utilizan las habilidades aprendidas y las técnicas perfeccionadas para explorar el campo de las matemáticas y descubrir nuevas cosas. Podrían estar cazando formas en elevadas dimensiones, intentando encontrar nuevas clases de números, o de explorar un mundo más allá de lo infinito. No practican símplemente aritmética. Aquí reside el secreto de las matemáticas: es un gran juego”

¿Cómo deberías cortar pizza? ¿Cuál es la estrategia óptima en una cita? ¿Qué es el pasado infinito? y, por supuesto, ¿Cuáles son las rarezas que uno se encuentra en la cuarta dimensión (y dimensiones superiores)? Estas son solo unas pocas de las docenas de maravillosas preguntas que Matt Parker reúne en Cosas para realizar y hacer en la cuarta dimensión.

Doblándose como matemático y cómico, Parker presenta muchas de las curiosidades matemáticas que los matemáticos celebran en un estilo divertido y accesible que permite su disfrute por un público más amplio. (Incluso por aquellos de nosotros que no tenemos recuerdos agradables de clase de matemáticas). Yo disfruté especialmente el capítulo sobre la teoría del nudo--mi propia área de investigación matemática--que cubre el anudamiento del ADN, una forma inteligente de atarse las zapatillas, y algunos resultados innovadores sobre cómo no debería colgar un retrato en su propio pared.

Parker termina el libro preguntando, “¿Si los matemáticos son la consecuencia de juegos y enigmas, el resultado del pensamiento puramente intelectual, ¿Porqué termina siendo tan útil prácticamente?” Ojalá se hablase más acerca de esto. Muchos matemáticos han reflexionado sobre el misterio de por qué nosotros y el universo somos diseñados de forma que podemos seguir una línea de curiosidad matemática y terminar con un rico conocimiento acerca de cómo está ordenado el cosmos. El galardonado nobel Eugene Wigner concluyó que este misterio es un “milagro” y un “regalo maravilloso que ni comprendemos ni merecemos”. (La irrazonable eficacia de la matemática en las ciencias, Eugene Wigner). Cuanto más se exploran enigmas matemáticos como los de este libro, más se aprecia este regalo.

Asimismo, pasa algo más.

Creo que cuando uno es invitado a pensar en dimensiones superiores y a contemplar el infinito, el deseo de eternidad es despertado en el corazón humano.

Hemos acordado, “El cielo es una escuela; su campo de estudio, el universo; su maestro, el Ser Infinito” (La Educación, Elena de White). En otra parte he escrito sobre cómo las matemáticas, como las que se encuentran en Cosas para realizar y hacer en la cuarta dimensión, ofrecen ventanas a la eternidad que nos recuerdan que hay maravillosos campos de infinito estudio que están abiertos ante nosotros. De esta forma, las matemáticas pueden servir para ampliar nuestro pensamiento y hacer más profundo nuestro aprecio por el regalo de la eternidad dado a nosotros en Cristo.


Anthony pasa su tiempo discurriendo en ecuaciones, nudos, y otros problemas matemáticos que llenan los libros que tapizan la pared de su despacho en la Universidad de Andrews. Su mayor alegría es ayudar a los estudiantes a conocer a Cristo como ”el centro y circunferencia de toda verdad”.